Autoestima - Armonia y Vida, tu centro de Reiki en Sevilla

Vaya al Contenido

Menu Principal:

 

La Autoestima

 
 

volver

 
 

La baja autoestima lleva a vivir una vida limitada sin felicidad y sintiendo que no se es digno de nada bueno en la vida.
Una persona que disfruta de una buena autoestima es una persona segura de sí misma, que sabe lo valiosa que es y que merece todo lo bueno. Es una persona que se siente bien con su cuerpo, con su imagen con sus emociones y con los demás. Posee una excelente relación consigo misma y ésto se ve en la excelente relación que disfruta con las demás personas.

Una buena autoestima significa amarse y aceptarse tal cual uno es, es amarse sin condiciones, es sentir que uno es valioso para uno mismo sin importar la opinión de los demás ya que eso es sólo eso, una opinión de alguien que nada tiene que ver con uno. Autoestima significa ser nuestro mejor amigo absolutamente en todas las circunstancias sin reparos. De esta forma se logra lo primordial: estar bien con uno mismo. Cuando estamos bien con nosotros mismos entonces comenzamos a estar mejor con los demás, nuestras relaciones empiezan a cambiar, nuestro entorno cambia, vemos que los demás nos tratan diferente y que todo va mejorando en nuestras vidas como por arte de magia pero la realidad no es que "el afuera" cambia, los que estamos cambiando somos nosostros.

Se gasta mucha energía tratando de cambiar a los demás, aquí vamos a usar una pequeña parte de esa energía para cambiar positivamente nosotros. De esta forma actuarás de otra manera con los demás y los demás reaccionarán de un modo diferente contigo.
Estamos aquí para amarnos los unos a los otros. Primero a nosotros mismos, sin juzgarnos por nada en absoluto ya que absolutamente todos y cada uno de los seres humanos del planeta Tierra somos ESPÍRITUS LIBRES creados con el propósito de amar y ser felices. Cuando abandones este planeta no te podrás llevar ni tu pareja, ni tus amigos, ni tu auto, ni tu cuenta bancaria, ni tu trabajo, ni tu casa, ni tu hijos. Lo único que te llevarás será tu capacidad de amar.
Este será el primer paso para conocernos mejor y amarnos.

Los motivos de la baja autoestima pueden ser numerosos. En el taller trabajamos con los motivos más comunes para poder actuar en grupo.

La baja Autoestima puede tener su origen en el hogar, la familia, los amigos, la pareja o la sociedad. Se trata de situaciones en las que se cuestionan las habilidades o la inteligencia y eso lleva a menudo a confundir el fracaso de un proyecto con un fracaso de vida. Otras situaciones que disminuiran la Autoestima son aquellas en las que se producen comparaciones con otras personas o el hecho de imponernos objetivos inalcanzables. En definitiva, se trata de conductas o patrones negativos aprendidos y los podemos modificar.

De este “maltrato” al siguiente paso “el automaltrato” hay sólo un paso. Nos maltratamos a nosotros mismos cuando nos exigimos demasiado y nos insultamos con: “soy torpe, no puedo, soy incapaz, no lo consigo, no llego, lo he hecho mal, no estoy bien físicamente, valgo muy poco”.

El hecho de echar las culpas a los demás también es un síntoma de baja Autoestima, supone que no nos sentimos seguros de nosotros mismos para afrontar determinadas situaciones.

A menudo se manifiesta en que observamos que tenemos mucha paciencia con los demás y poca con nosotros mismos, dedicamos tiempo a los demas y a nosotros nos falta, somos cariñosos con nuestro entorno y poco amables con nosotros. Apoyamos a otra persona en circunstancias difíciles y cuando nos suceden a nosotros nos castigamos con reproches.

Tener Autoestima es respetarse a si mismo y también enseñar a los demás a que nos respeten. Es sentirse capaz y valioso por si mismo, sin importar lo que puedan pensar los demás. Es amarse a uno mismo y aceptarse. La Autoestima tiene una relación directa con sentirnos realizados personalmente, lo que produce paz interior. Partiendo de esta base, se produce un cambio en nosotros y en nuestro entorno, que comienza a tratarnos de manera diferente.

Durante un mes iremos trabajando en el Taller de Técnicas de Relajacion y Meditación aspectos concretos de nuestro interior, en este caso la Autoestima. A los beneficios que aportan las técnicas de relajación y meditación, se irán sumando el sentirnos cada día mejor con nosotros mismos por el hecho de descubrir todo nuestro potencial positivo.

Ese potencial que es nuestro aliento puro de vida, a menudo está relegado tras la neblina de los patrones negativos que hemos ido adquiriendo a través de nuestras experiencias.

Trabajamos en estado de relajación profundo, el estado Alfa. Este estado permite acceder a niveles de conciencia para deshacer esos patrones y facilitar a nuestro ser el camino para que se pueda manifestar libre y plenamente, sin las barreras erroneas que ha creado nuestra mente y que condicionan nuestra vida actual por baja Autoestima, Miedos, sentimientos reprimidos y a veces olvidados de Ira, así como situaciones que han producido o producen Ansiedad. También trabajaremos la capacidad de Perdonar, sin olvidar al ser más importante: nuestro Niño Interior.

La finalidad es sentirnos bien con nosotros mismos para que todo nuestro entorno se sienta bien y ser feliz para que todos los que nos rodean sean felices.

Los beneficios de la Autoestima no se limitan al plano mental y emocional, sino que influye directamente en el plano físico. Nos sentiremos mas vitales y más joviales, influyendo positivamente en nuestro sistema inmunológico.
Para aquellos de nosotros que tenemos hijos, es el mejor regalo que les podemos hacer, pues ellos aprenden realmente de lo que ven y sienten.
Esa semilla de amor que siembres en ti, brotará, crecerá y se extenderá a todo lo que te rodea.

Mar Martín Vázquez
Septiembre 2009

 
 

volver

 
     
     
     
     
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal