libre albedrio - Armonia y Vida, tu centro de Reiki en Sevilla

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Algunas asignaturas de esta Escuela - la Vida:
Libre Albedrío, Respeto y Aceptación


Una de las asignaturas que nos cuesta aprobar en esta escuela que es la vida, es la Aceptación. Y es que no es una materia fácil, porque implica que hay que haber entendido y practicado previamente conceptos como el Respeto y eso es tan difícil como lo que supone tener integrada otra tarea: Libre Albedrío.

A simple vista no parece muy complicado, es decir, todos pensamos que eso es entender que cada persona es libre y que ya lo sabemos.

¿Pero qué ocurre en casos en los que vemos sufrir a un ser querido y nosotros sabemos que podemos aliviar ese sufrimiento? ¿Respetamos que quiera seguir sufriendo? Eso también es Libre Albedrío, aunque en esos casos se antepone el amor que sentimos y lo normal es hacer todo lo posible por aliviar, transgrediendo el Libre Albedrío y por supuesto alejándonos totalmente de la Compasión (otro concepto mal entendido).
No nos paramos a pensar que esa persona tiene todo el derecho a seguir su propio camino, que no es el nuestro. Tiene derecho a equivocarse y tiene derecho a aprender de sus propios errores. Tiene derecho a sufrir y a hacerse más fuerte a través de esa experiencia, que seguramente la protegerá de otra más fuerte en un futuro. Así que por "Amor", impedimos su desarrollo y evitamos su evolución.
¿No será que es más difícil soportar ver sufrir a un ser querido, pero "Amando" de verdad, que intervenir sin permiso para sentirnos nosotros mejor?

¿Y cuando la situación es al contrario? ¿Tenemos el concepto "Libre Albedrío" realmente integrado cuando observamos o sufrimos una atrocidad, una crueldad, una injusticia de esas que son incomprensibles? ¿Cuál es nuestra reacción? ¿Qué hacemos aquí con el "Respeto" y con el "Libre Albedrío"?
¿Nos paramos a pensar que esa otra persona es libre de elegir dar Amor o causar Dolor? ¿Respetamos eso?
Si es así, tendremos muy claro que también nosotros somos libres y esa libertad nos da derecho a situarnos en el Respeto, el respeto hacia nosotros mismos, aunque esté acompañado del sufrimiento, del dolor que nos han infligido. Tenemos derecho a "decir No", a no seguir con miedo, a poner límites, a situarnos en el Amor por nosotros mismos, a ejercer nuestro derecho al Libre Albedrío. Porque también nosotros tenemos derecho a vivir el sufrimiento para integrar valores y seguir aprendiendo, hacernos grandes, crecer y evolucionar.

Y es que para poder extender todos estos conceptos hacia los demás, primero tienen que formar parte de nosotros.

Si nos amamos a nosotros mismos, amar a los demás, a todo lo demás, es tan sencillo, porque siempre te fijas en algo que reluce y que tiene belleza y cuando eso resulta difícil, ya sabes que detrás de la máscara de la personalidad que lleva puesta, pintada con los colores del egoísmo, la avaricia, la crueldad y otros, lo único que hay es un alma llena de luz que no puede traspasar el escudo de la máscara porque acaba de empezar el curso escolar en este plano de la materia.
Pero no olvidemos que nosotros también estuvimos en el primer curso y que lejos de sentirnos superiores porque ya hemos avanzado y estamos en quinto, lo que nos ofrecen es una oportunidad para seguir aprendiendo, fortaleciendo o afianzando aquellas materias que quizás no habíamos completado o tenemos un poquito olvidadas.
No nos confundamos, esto no implica que por obligación tengamos que pasar las horas de clase o jugar en el recreo con los de primero, ellos se llevan bien entre ellos y se entienden. Nosotros estaremos mejor con los de nuestra clase de quinto.


Así llegamos a "Aceptar" con humildad las situaciones, sean las que sean y con todo el proceso que implican, desde el conocimiento sabio del Respeto, el Amor y el Libre Albedrío hacia nosotros mismos y hacia los demás.

Mar Martín Vázquez
22 de Julio de 2013

volver

     
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal