Comentarios de Participantes en Reiki Orión - Armonia y Vida, tu centro de Bienestar

Armonía y Vida
Armonía y Vida
Vaya al Contenido

Comentarios de Participantes en Reiki Orión

Formaciones > Reiki Orión

F.V.R.P - Maestría de Reiki en tres sistemas
Fue un día especial, de esos que marcan en tu vida un antes y un después. Durante todo el curso reino la paz, la alegría y el Amor. Se notaba en cada uno de nosotros. Yo me sentí como en casa, muy bien, algo que va más allá de la sensación de estar relajado.
 
La iniciación fue diferente, yo diría que más cálida, más amorosa, me trataron con mucho cariño.
Es totalmente diferente. Es muy sencillo, de verdad que lo es. No tiene mucha complejidad, solo deseas practicarlo una y otra vez.
 
Con este sistema tu energía no se ve comprometida y ni la energía del paciente tampoco. Para el terapeuta, es un gozo poder abrir este canal, la terapia dura muy pocos minutos y es muy efectiva. La energía que te envuelve es tan dulce que no quieres que acabe. Cuando termina, el paciente se queda muy relajado y tú cómo terapeuta terminas gozando. Creo que no existe otra palabra que lo pueda definir mejor.
Me resultó muy fácil entender cómo funciona, pero cuando lo pones en práctica todavía se hace más comprensible, porque experimentas en ti lo que la Maestra intenta describir con palabras.
Cuando das la terapia te sientes genial y cuando la recibes igualmente. Es cierto que cuando la das gozas tanto en esa energía que solo quieres permanecer en ella y cuando la recibes la notas pero no con tanta intensidad. Al menos esa fue mi experiencia.
 
Lo que más me sorprendió de este sistema es su energía y el cómo te sientes al practicarla.
 Lo que noté al dar y recibir la terapia es ese estado de permanecer en Armonía y Vida para toda la eternidad porque allí reside un trozo de estar seguro.
Gracias a Mis Maestros, Guías y Seres queridos por ponerme a Mar y a este centro en mi vida. Les estoy eternamente agradecida.
Gracias Mar, por ser su instrumento, gracias por dejarte moldear y por transmitir toda su sabiduría.
Desde que hice Reiki Orión, al mirar veo lo que creo que es la vibración. Lo he visto en mi gata, en las plantas de casa y en algunas personas. Es como un doble cuerpo.



I.U.P - Nivel 3 de Reiki Tradicional y Reiki Karuna
Durante el curso me sentí muy a gusto gracias al ambiente que se había creado de paz, serenidad y con ganas de escuchar a Mar y descubrir en qué consistía el curso de Reiki Orión. Me sentía como en casa. Tranquila, cómoda y entusiasmada por la maravilla que estaba descubriendo.
Reiki Orión es totalmente diferente al método Reiki Usui, que era el que yo conocía.
 
Durante la iniciación, sentí como si me transportara a mi lugar favorito en esta tierra y allí me llené de paz, serenidad y alegría. Llegué a un estado profundo de relajación.
El tiempo de duración de la terapia es menor, no se trabaja con símbolos y no es necesario el contacto físico con el paciente.
Me resultó muy fácil comprender cómo funciona este sistema de Reiki, primero porque Mar lo explicó muy bien, segundo porque el manual es muy sencillo de entender y corto y tercero porque una vez iniciada la terapia, las manos del terapeuta se mueven solas, solo hay que dejarse llevar.
Me resultó muy fácil hacerme el autotratamiento pero más fácil aun hacerle la terapia a los compañeros. De todas las terapias que practico, esta es la que me resulta mas fácil de llevar a cabo, ya que no termino cansada ni agotada, al contrario, todo fluye de una manera muy rápida y sencilla y no me debilita, sino que me aporta mucha energía.
Mientras daba la terapia noté una profunda sensación de alegría y euforia.  Es permanecer en un estado de conciencia más elevado donde tuve sensaciones que jamás antes había sentido. Al terminar la terapia, mi cara reflejaba lo que había sentido. He podido comprobar, que con esta terapia disfruto mucho mas como terapeuta que como paciente.
De Reiki Orión me han sorprendido muchas cosas: la duración de la terapia, que es mucho más corta que en otros sistemas de Reiki; que el terapeuta apenas tiene que hacer nada, ya que sus manos se mueven solas y son guiadas para que se muevan debidamente en cada terapia y por supuesto me ha sorprendido mucho la sensación de alegría y felicidad que tengo cuando  hago de terapeuta. Al practicarla, no sólo se beneficia el paciente, sino el terapeuta también.
Creo que el curso está bien organizado. Hay tiempo suficiente para practicar y preguntar dudas y el manual es sencillo y entendible.


M.A.N.B. - Maestría de Reiki en tres sistemas
Yo estoy encantada desde que llevo practicando el autotramiento de Reiki Orión, por la potencia de la energía y por el método tan sencillo y eficaz.
Durante la iniciación viví el proceso de desconexión de la mente (me mostraron una estantería llena de carpetas que fueron despejando hasta dejarlas vacías).
Vi como me trataban, vi espirales de energía diamantina, energía arcoíris y color rosa magenta (hoy estoy recibiendo comprensión de todo lo vivido) porque durante el curso me dejé llevar con naturalidad por la experiencia.
Es muy potente la energía y siento que necesito un tiempo para después volver a conectar con la vibración de la tierra...Es otro espacio, otra frecuencia con una vibración muy alta. Después pasados unos minutos me siento muy bien con mucha paz.
De los otros sistemas de Reiki, lo más parecido es la vibración de Karuna.
Me sentí inmersa en la energía de Reiki Orión. Es un espacio de conciencia, de amor y son los seres de luz que lo habitan los que te ayudan a ascender a su espacio, sentí como si me elevaran en una burbuja y ascendía a un espacio donde todo es energía pura y que actúa en la sanación, los cuerpos físico, mental, emocional no interfieren ni participan...es una sanación espiritual.
La práctica me resultó sorprendentemente fácil para el autotratamiento.


A. R. A. – Nivel 2 de Reiki Tradicional
Durante el curso me sentí muy en paz, ya el lugar lo inspira, Mar y los compañeros. Salí con una sensación de concentración y paz reitero aplastante.
Es muy diferente a otro sistema de Reiki. Me encanta trabajar Reiki Orión, con la meditación y recibir la energía de forma tan pura y sin tener que intervenir como canal.
Me resultó bastante fácil comprender cómo funciona este nuevo sistema de Reiki y la verdad es que ya había practicado un poco la meditación antes con algunos cursos de Mindfulness y eso me hizo que conectara más fácilmente.
Durante la iniciación vi mucha naturaleza. Mucha sensación de libertad. Como si la mente se abriera y dispersara.
Fue muy fácil practicarlo en autotratamiento y hacer la terapia a los compañeros. Y lo que más me llamó la atención y me gusta de esta terapia es la sensación que te deja cuando actúas como terapeuta. El estado de consciencia es lo más maravilloso que he conocido hasta el momento.
Al dar la terapia notaba mucha paz, no quería que acabara. Eso de desconectar de la mente es una sensación abrumadora. Al recibirla, vi como mi cuerpo se aplomaba y sentía la energía donde me llegaba (estómago en mi caso).
Lo que más me gusta es el no tener que actuar como canal. La idea de que te tienes que dejar llevar y no seguir un patrón establecido durante la sanación.
Es una enseñanza que una vez recibida la sintonización, hay que practicar, hacerla tuya y crecer con ella.


M.L.M.G. – Nivel 3 de Reiki Tradicional y Reiki Karuna
Estoy muy sorprendida de la experiencia, porque resulta muy sencillo de aplicar y aporta tanto al paciente como al terapeuta.
Me resultó sencillo entender cómo funciona este nuevo sistema de Reiki Orión. Lo que más me sorprendió de este nuevo sistema fue la sencillez.
 
Tanto en autotratamiento como al hacer la terapia a otra persona es fácil de practicar y supongo que será más fácil cuando me sepa de memoria las frases que hay que usar. Pero hay que estar muy predispuesto a dejarse llevar.
Yo notaba que no era yo quien movía mis manos. Al recibirla sentí bienestar y que se me elevaban las manos.
 
Creo que para aprender y aplicar esta técnica hay que estar muy abierto para poder conectar con la energía y desterrar cualquier idea preconcebida, especialmente sobre lo que necesita el paciente.


M.A.R.D. – Nivel 3 de Reiki Tradicional
La experiencia en el curso de Reiki Orión fue intensa.
Fue algo muy distinto a lo que hasta ahora he trabajado y experimentado, y me resultó muy fácil comprender cómo funciona.
 
Tanto en el autotratamiento el tratamiento que me hicieron fue de mucha intensidad y efectivo. Tenía un dolor en la cintura que remitió con el tratamiento. Es totalmente diferente a otros sistemas de Reiki y me sorprendió mucho la sencillez de Reiki Orión y que no hay un protocolo estricto por lo que da mucha libertad a la hora de la terapia. Creo que va a ser muy útil y efectivo en las terapias.

Algunos comentarios del curso Reiki Orión

……notaba que se me elevaban las manos, creo que es más impresionante dar que recibir la terapia pero cuando recibí la terapia tenía la sensación de estar levitando y fuera de mi cuerpo…..

…..notaba cómo la energía era más fuerte o más suave dependiendo de la persona a la que le hacía la terapia. Cuando recibí la terapia me sentía muy tranquila, con mucha paz. Como terapeuta aun después de terminar la terapia sigo con la sensación de euforia, de alegría……


…..tenía sensaciones de calor o frio en las manos, sentía dónde tenía que insistir más. También sentía muy claramente cuando la terapia había terminado. Como paciente, a pesar de que no me estaban tocando, sentía la energía trabajando en distintos puntos y notaba mucho cómo estaba descargando por las manos y los pies…..

……Como terapeuta me sentía en paz y en libertad mientras duraba la terapia. Cuando le hice la terapia a mi compañera sentía que la energía le estaba trabajando toda la zona de la cabeza, mientras sentía una mano muy caliente y la otra muy fría. Siento la certeza de que no hay que cuestionar nada, si lo estás haciendo bien o no porque la personalidad desaparece y algo más grande está sanando. Me he sentido en casa……

…….primero da un poco de susto porque no controlas tu cuerpo, las manos se mueven y hacen lo que tienen que hacer sin que yo tuviera que hacer nada. Después lo piensas y dices: pues qué bien, sólo me tengo que dejar llevar y eso es una tranquilidad muy grande! Sentía cómo ascendía a otro plano más elevado, dejando atrás la mente……

……mientras recibía la terapia, sentí que tenía que quitar las manos de encima de mi cuerpo y ponerlas al lado, como si estuvieran impidiendo que la energía le llegara a todo el cuerpo…..

…..primero no sabía cómo empezar, tenía en mente el Reiki tradicional al hacer el autotratamiento, pero cuando decidí dejarme llevar, las manos se iban a la zona de la cabeza y yo las volvía a poner donde yo quería, pero se iban otra vez a la zona de la cabeza. Sentía cómo la energía se iba moviendo. Ha sido increíble…..

…….como terapeuta sentía que a la compañera la energía le estaba trabajando la columna, sin que yo tuviera que hacer nada.
Cuando me trataron a mí, tenía en las piernas sentía que necesitaba descargar y notaba cómo fluía, ha sido muy bueno……

…….cuando recibí la terapia, notaba cómo me dolía el brazo, las piernas y tenía palpitaciones y el muslo se me movía solo. Después se me pasó y noté cómo descargaba por la pierna……

……como paciente notaba punzadas intermitentes en el estómago y después desaparecían, me notaba como levitando y que las manos se me levantaban. Como terapeuta notaba que las manos me ardían y me sentía en estado de paz……..















Regreso al contenido