Terapia de Sanación Álmica - Armonia y Vida, tu centro de Bienestar

Armonía y Vida
Armonía y Vida
Vaya al Contenido

Terapia de Sanación Álmica

Después de muchos años de experiencia en el tratamiento de diferentes dolencias, puedo afirmar que aquello que sufre nuestro cuerpo nunca tiene el origen en el propio cuerpo.

Lo primero es por supuesto aliviar o sanar aquello que nos está causando dolor o trastornos en el cuerpo físico, pero si el origen de lo que lo ha causado no se sana, volverá a manifestarse de nuevo.

Es el mismo caso de estados de trastornos emocionales o mentales: miedos, estados depresivos o de ansiedad, estress, baja autoestima, no valorarse a uno mismo y un largo etc.

Todos son señales que nos hablan y nos dicen que puede haber algo mucho más allá de lo físico que necesita ser sanado porque ha llegado el momento en que nuestra alma así lo ha decidido.

Aquí será necesario averiguar dónde está realmente el origen y si éste puede ser sanado para que ese padecimiento no vuelva a manifestarse en nuestro cuerpo físico.
En muchos casos, el origen está a nivel del alma, que recuerda todas las situaciones traumáticas vividas, de esta vida y de todas las vidas y realmente es un privilegio cuando se nos permite hacer esa sanación a nivel álmico, pues también puede ocurrir que la persona tenga un padecimiento determinado porque eso le va a ayudar a evolucionar y aprender: paciencia, aceptación, amarse tal cual es, valorarse a pesar de todo, aprender a pedir ayuda, etc. etc.

Aunque en la mayoría de los casos que he tratado, sí se ha podido sanar esa parte del alma que está pidiendo liberarse de ese sufrimiento.

La terapia se hace a distancia en el momento acordado. Es necesario que durante mínimo 1 hora la persona esté tumbada, tranquila, sin nadie que la moleste y sin teléfono móvil, a ser posible sin ningún tipo de aparato electrónico.


Regreso al contenido